Inicio | Artículos | Autores | Foro | Links | Conferencias

Temas

+ ECONOMÍA

+ EDUCACIÓN Y CULTURA

+ INFRAESTRUCTURAS Y TRANSPORTES

+ LIBERALES IMPRESCINDIBLES

+ LIBERALISMO

+ LIBROS RECOMENDADOS

+ MEDIO AMBIENTE Y ECOLOGÍA

+ MISCELÁNEA

+ POLITICA EXTERIOR

+ SANIDAD Y PENSIONES

+ TURISMO Y COMERCIO

+ URBANISMO Y VIVIENDA

Artículos

22/03/2005 - CanariasLiberal.org
Un chantaje intolerable

Durante estos días los canarios estamos sufriendo un chantaje inaceptable por culpa de unos sindicatos incapaces de observar los más elementales principios de la consideración y la ética, cuando no del sentido común. Y ante la pasividad de las autoridades, que contemplan desde la barrera el uso bastardo de un derecho, a la huelga, del que se hace uso en las más increíbles circunstancias.

Hace tres años se completo el proceso de privatización de la compañía BINTER CANARIAS, hasta ese momento en manos de IBERIA. Entre las condiciones fijadas para la venta se impuso -de hecho estuvo a punto de romper el acuerdo- que la vendida siguiera haciendo las operaciones de handling con la vendedora, a un precio dado que siempre pareció excesivo o al menos superior, al que hubiese tenido la compañía canaria con otras alternativas. También se pretendió que en el futuro BINTER no entrara en rutas que ya operaba IBERIA, algo que afortunadamente desbarató el Tribunal de Defensa de la Competencia. La primera de estas cláusulas es la causante del actual malestar. En el próximo mes de julio expira el contrato que mantienen las partes para la asistencia de los viajeros de BINTER y no parece que las posiciones que mantienen ambas empresas posibiliten un rápido acuerdo. Ante esto, los trabajadores de IBERIA que hacen su trabajo en tierra para BINTER se han movilizado pues estiman que la nueva situación les perjudica y que podría salvarse con la pérdida de 700 puestos de trabajo. Lo cierto es que en las últimas horas y bajo el subterfugio de “asambleas informativas” los aeropuertos de las Islas han vivido horas de caos, aeropuertos que son la puerta de entrada y salida del Archipiélago y la primera y última imagen que se llevan los turistas de Canarias.

Los trabajadores han advertido (los usuarios advertimos amenazas, la verdad) que las cosas pueden empeorar y solicitan la intervención de los gobiernos autónomos y central como mediadores en el conflicto. Lo que pretenden estos “almas de cántaro” es que se obligue a las partes a llegar a un acuerdo, algo inusual en cualquier país con un mínimo de sentido común. Los contratos se firman entre dos partes que se obligan entre ellas, pero previo acuerdo en el que ambas salgan o entiendan que salen beneficiadas, pero sobre todo de forma voluntaria. Violentar ese principio del orden liberal sería otorgar una fuerza y poder a los sindicatos o a los gobiernos dignos de otros tiempos y lugares.

Algo de esto ya avanzó nuestro editor Antonio Salazar días pasados y los hechos parecen que quieren darle la razón. La huelga no sólo es estúpida sino una sangrante tomadura de pelo a los usuarios, algo hartos ya de que determinados grupos de trabajadores sigan manteniendo un criterio de casta sin que quienes pagamos sus salarios podamos hacer otra cosa que protestar.

Toda esta demostración de arrogancia, desconocimiento y mala fe tiene su punto más alto en la nota de prensa que ha emitido el sindicato UGT en apoyo de los paros de los trabajadores de IBERIA. En ella llegan a pedir directamente a la Administración que prevarique “al solicitar que Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) no otorgue ninguna concesión de autohandling hasta que no se resuelva la situación de estos trabajadores, que suman 1.700 en las Islas”. O sea, que pide a la administración que no cumpla con su deber, en el caso nada improbable que BINTER decida emprender una actividad que hasta la fecha le ha supuesto un agujero económico en sus cuentas anuales.

Las motivaciones de los paros no se esconden tras toda esa nadería sindicalista. La propia nota de UGT no deja lugar a dudas ya que “el sindicato exige que se garantice el mantenimiento de las condiciones económicas y sociales de los trabajadores que, por causa de concesiones de autohandling, como puede ser el caso de Binter, o por la aparición de nuevos operadores, puedan perder sus puestos de trabajo”. Es que acaso dudan que los precios que pide IBERIA por el servicio viene dado por los costes salariales que tiene, además de las lisonjas conocidas a liberados y similares ejemplares.

Y la verdad, nada de eso tiene que ver con el interés general de los canarios, que no nos merecemos unos personajes tan siniestros.

 

 

© Canarias Liberal - www.canariasliberal.org - info@canariasliberal.org

Sitio web desarrollado por www.canaryservices.com