Inicio | Artículos | Autores | Foro | Links | Conferencias

Temas

+ ECONOMÍA

+ EDUCACIÓN Y CULTURA

+ INFRAESTRUCTURAS Y TRANSPORTES

+ LIBERALES IMPRESCINDIBLES

+ LIBERALISMO

+ LIBROS RECOMENDADOS

+ MEDIO AMBIENTE Y ECOLOGÍA

+ MISCELÁNEA

+ POLITICA EXTERIOR

+ SANIDAD Y PENSIONES

+ TURISMO Y COMERCIO

+ URBANISMO Y VIVIENDA

Artículos

19/03/2012 - José Francisco Fernández Belda
Arrimar el hombro



“Ustedes no arriman el hombro”, era aquella falaz muletilla de Zapatero y sus ministros, y como de socialistas se habla también ministras, cuando pretendían que la oposición no ejerciera su papel y apoyase todas las medidas que han llevado a España a la ruina. Hasta la saciedad aguantó la ciudadanía que desde el gobierno se pretendiera lograr la unanimidad y el aplauso para con las ocurrencias de aquel “pensamiento Alicia” y aquel “optimismo antropológico” dominante entre los palmeros gubernamentales. Bueno, en realidad no todo el mundo lo percibió negativamente, prueba de ello es que muchos los volvieron a votar.

Ciertos políticos, con el apoyo entusiasta de medios de comunicación premiados con subvenciones o publicidad institucional que se negaba a los desafectos, hablan con eslóganes que encierran una lógica perversa. Se aprovechan del poco conocimiento que las personas más jóvenes tienen de la historia, la antigua y la moderna, del pensamiento filosófico y de la inexplicable desmemoria de qué hizo cada quién cuando mandaba. La mala conciencia familiar de algunos, y por no molestar a nadie también de algunas, los llevan a falsear sus historiales académicos, los que los tienen, e incluso ocultan o mienten sobre sus padres y sobre su propia juventud cuando son personas por encima de los cincuenta años.

Es que ellos, dicen sin rubor, también arrimaban el hombro contra la dictadura franquista. Carmen Chacón con 10 añitos rompiendo papeles comprometedores, es de suponer que del Partido, el comunista que era el que por entonces hacía oposición real a Franco. O en 1970 el propio Zapatero, de esa misma edad, ayudaba a esconder una “vietnamita” clandestina que tenía su padre, decano del Colegio de Abogados de León y que por ser un abogado notable es muy poco creíble que tuviera ese artilugio a manivela en su propia casa, máxime cuando hasta Mundo Obrero ya se editaba en offset. Estas y centenares de anécdotas más pueden encontrarse en el altamente recomendable libro “Lagrimas socialdemócratas, el desparrame sentimental del zapaterismo” de Santiago González, en la editorial La esfera de los Libros.

Y a la altura del paralelo 28, la latitud de Canarias, nuestro presidente Paulino Rivero también pide al Gobierno de España que arrime el hombro y tenga “sensatez y solidaridad con las comunidades autónomas que no merecemos, ni podemos permitirnos, pasos atrás injustificados o poco razonables; tratamientos injustos, en definitiva”, que no “asfixie” a las comunidades autónomas, “especialmente a las que, como es el caso de Canarias, hemos venido cumpliendo a rajatabla los compromisos de reducción del gasto público”.

O dicho de otro modo, que lo premie con más dinero, que quite a otro, por cumplir con un compromiso y una norma legal de elemental buen gobierno. De otro modo sería “injusto” con Canarias aunque tenga que serlo ahora con otras zonas de España. Tal vez Rivero debería criticar con más contundencia y obrar en consecuencia, lo que el partido de su socio de gobierno derrochó y pedir que los que no cumplieron y se excedieron dilapidando, sean castigados. Incluso, si hubiera principios éticos en la clase política, pedir responsabilidades penales por sus actos.

Pero incongruencias de esta o parecida naturaleza hay para dar y tomar en España. Por ejemplo, ahora que se habla de reformas laborales, intenten explicar a un extranjero, que no sea griego o quizás italiano, que los convenios colectivos pactan incluir en las nóminas del los empleados un plus de asistencia y puntualidad por ir al trabajo… ¡si no se es liberado sindical, exento de la desagradable obligación de arrimar el hombro para quien le paga!

jfbelda@teleline.es

 

 

© Canarias Liberal - www.canariasliberal.org - info@canariasliberal.org

Sitio web desarrollado por www.canaryservices.com