Inicio | Artículos | Autores | Foro | Links | Conferencias

Temas

+ ECONOMÍA

+ EDUCACIÓN Y CULTURA

+ INFRAESTRUCTURAS Y TRANSPORTES

+ LIBERALES IMPRESCINDIBLES

+ LIBERALISMO

+ LIBROS RECOMENDADOS

+ MEDIO AMBIENTE Y ECOLOGÍA

+ MISCELÁNEA

+ POLITICA EXTERIOR

+ SANIDAD Y PENSIONES

+ TURISMO Y COMERCIO

+ URBANISMO Y VIVIENDA

Artículos

27/09/2010 - José Francisco Fernández Belda
El vergonzoso politiqueo con el AFIS

En la mayoría de los periódicos de Canarias y en muchos nacionales, tal vez influidos por los comunicados remitidos por las agencias de prensa, se ha informado de forma imprecisa al hablar de El Hierro titulando: “La Isla se moviliza contra el sistema AFIS”. Y al son de ese son los partidos políticos han maniobrado astutamente para intentar ganarse el favor herreño y que sus futuros diputados arrimen su cantidad, no forzosamente su calidad, si la aritmética parlamentaria lo exigiera para gobernar. Toda una lección de trapacería política, al más puro estilo bananero, al margen de los intereses ciudadanos que prometen defender y proteger.

En primer lugar, y según cuentan algunos testigos, no parece ser cierto eso de que El Hierro “se ha echado a la calle”. Naturalmente que allí estaban casi todos los políticos y no más de 400 personas en total. Eso siendo generoso, afirma un comunicante, ¡que publiquen una foto en picado para comprobarlo! Y aunque los políticos representen a su isla, no son la isla entera, ni siquiera una mayoría. En esos lugares donde todos se conocen y saben los poderes fácticos de cada cual, significarse en contra de los mandamases puede suponer la condena al ostracismo, la muerte social y económica.

En segundo lugar y más importante, hay que decir rotundamente que no existe un SISTEMA AFIS, lo que hay, como muy bien se explica cuando se desarrolla la noticia, es un SERVICIO AFIS. Muy probablemente, vivido lo vivido en otras ocasiones, eso no es una cuestión de simple terminología, sino que encierra la más baja demagogia que haber pudiera, al más puro estilo herreño. Se hace creer a las gentes normales que el mundo aeronáutico está lleno de temerarios y suicidas, que no aprecian su propia seguridad personal y se lanzan a volar locas aventuras desafiando las normas internacionales que gobiernan la aviación civil. De paso, esos irresponsables de la aviación, pretenden acabar con el futuro de El Hierro.

Cuando se dice “sistema” tanto los políticos como la gente normal tiende a pensar que se están refiriendo a una máquina o un ordenador, y no a un “servicio” prestado por personas de carne y hueso, perfectamente entrenadas para esa función. Ese disparate, o esa insidia manipuladora, se ha repetido con demasiada frecuencia en mensajes dirigidos a quienes no son especialistas en el asunto, pero que en su día votaran en las urnas. En respuestas espontáneas a preguntas de televisivos reporteros, bastantes entrevistados han manifestado su razonable temor a que el “control” de aterrizaje de su vuelo lo gobierne una máquina. Ellos no se han inventado esa idea. Sin la menor duda, se la han oído argumentar a algún político.

En la revista AN, AENA Noticias número 147 de julio-agosto 2010, se escribe sobre AFIS, acrónimo de Servicio de Información de Vuelo de Aeródromo: “es un servicio de navegación aérea que OACI [Organización de Aviación Civil Internacional] creó en 1988 y que se ha extendido a numerosos países. En Europa más de 100 aeropuertos, con un volumen de tráfico igual o superior al de La Gomera, cuentan con él. Aena implantará en los próximos meses este servicio en otros cinco aeropuertos, El Hierro, Burgos, La Rioja, Huesca y Córdoba, donde se dan los condicionantes ideales: tráfico bajo, buena meteorología y condiciones topográficas adecuadas, muy similares a los del aeropuerto canario”.

Según datos de publicados en esa misma revista, conviene saber también que los futuros operadores AFIS en El Hierro, al igual que los siete profesionales que ya se han hecho cargo del Servicio en La Gomera, son técnicos especialistas, jóvenes entre 26 y 33 años, que han recibido 131 horas de formación teórica, repartidas en seis semanas y seis horas diarias, y 108 horas de formación práctica, 72 en simulación en ordenadores especiales de entrenamiento, con presentación de un aeródromo y su área adyacente, información meteorológica e información de radio ayudas. Además reciben 36 horas más en simulación en Torre de Control. Diecisiete profesores se han encargado de enseñarles la teoría y ocho instructores la práctica, cuatro de ellos pertenecientes a AENA.

En definitiva, AFIS es un servicio prestado por personas que informan al piloto de los últimos detalles meteorológicos y sobre la pista en servicio para que pueda aterrizar sin problemas. Aunque no se suele decir, la totalidad del vuelo en sí mismo ya está controlado desde su planificación y despegue por el Centro de Control de Tránsito Aéreo que ha autorizado la salida, la ruta, la altitud, etc. al aprobar el preceptivo Plan de Vuelo. Tampoco conviene olvidar que el piloto es quien vuela el aparato, despegando, navegando y aterrizando bajo su exclusivo control y nunca el controlador podrá hacer su trabajo ni tomar los mandos del avión, sea el aeródromo AFIS o no lo sea. Al piloto se le facilita la información y él operará siguiendo los procedimientos publicados al efecto para ese aeropuerto. Eso, que debiera ser evidente, no parece ser comprendido por la casta política, que está usando el miedo de mucha gente a volar en su bastardo provecho.

“La implementación del AFIS en los aeropuertos de El Hierro y La Gomera contiene numerosas inconsistencias, grave falta de rigor técnico y ausencia de fundamentación jurídica”, ha asegurado Belén Allende. Remata la diputada herreña diciendo que “el Gobierno sólo ha esgrimido razonamientos económicos y políticos carentes de base técnica para la implantación del AFIS en El Hierro”. Y lo más grave, según esta reputada experta aeronáutica, que José Blanco “ha obviado que ha de consultarse a las partes implicadas”. A ella, por lo visto acostumbrada a que se le pregunte hasta por el color de los folios a comprar, se queja de que no se ha consultado a las partes implicadas. En mi modesta opinión, en la del Ministerio de Fomento y en la de la OACI, esta es una cuestión estrictamente técnica, no política, en la que intervienen como partes afectadas AENA y Aviación Civil, nacional e internacional.

Cosa distinta sería si se estuviera tratando de pistas, instalaciones o terminales y eso tan sólo en lo que respecta a estudios de impacto ambiental, social y económico, o cosas similares en las cuales la ciudadanía sí tendría razones y conocimientos para opinar con fundamento. Pero en el asunto de implantar este servicio, que no sistema, poco tienen que decir los parlamentarios locales, canarios o nacionales como tales. Por cierto, la normativa ESSAR5 de Eurocontrol que esgrime la diputada para fundamentar su PNL no es en realidad una “normativa” sino una “recomendación”. Parece lo mismo, pero no lo es. Por eso existen en Europa más de un centenar de aeropuertos con servicio AFIS en el que operan vuelos comerciales regulares. ¿Cuestión de léxico o de intoxicación?

Tomás Padrón no se va a la zaga en el catastrofismo apocalíptico, cuando declara apenado que ha sido“un día tremendamente triste para la Isla de El Hierro donde se desconecta el sistema de control y se conecta un sistema que nos asfixia”. Hasta ahora, y en tanto El Hierro no reciba un tráfico aéreo decenas de veces superior, está muy por debajo del límite máximo de operaciones para reconsiderar la suficiencia del servicio AFIS. La incongruencia es de tal naturaleza que los mismos que se opusieron a que se instalara una lanzadera espacial porque “contaminaba”, tal vez podría perturbar a los imperturbables lagartos del Salmor, son los que ahora desean que su espacio se llene de aviones y, es de suponer, también de gente que viaje en ellos, y de hoteles o apartamentos. Si hasta ahora ha habido controladores y el aeropuerto no ha despegado, nunca mejor dicho, ¿se ha preguntado Padrón por las razones reales que justifican mantener un servicio de torre de control desproporcionado, e incluso porqué mantener abierto el propio aeropuerto de Los Cangrejos y no transformarlo en un helipuerto? ¿Pondría Padrón un guardia permanente en una rotonda por la que pasaran un coche cada hora? Por supuesto, que si lo paga otro, probablemente pondría hasta una escuadra de la “guanchancha” vigilando que no trasladen el meridiano cero de Ptolomeo. ¡Todo sea por mantener el gasto público! ¿Estarán errados el herreño y la herreña?

Hasta José Miguel Pérez, presidente del Cabildo de Gran Canaria, asumió hace unos días ese planteamiento de los políticos, no necesariamente del pueblo de El Hierro, para ganarse sus votitos en su particular campaña de primarias. Es más, viéndose ya como presidente de Canarias, pudo prometer y prometió que además ampliaría la pista, supongo que también la terminal para que Padrón se sienta más a gustito, y que establecería servicios internacionales, o al decir de Leire Patín, planetarios. Y siguiendo con sentencias socialistas, “además, dos huevos duros”, frase célebre de Felipe González. Curiosa promesa esa de ampliar Los Cangrejos en una isla a la que los “ecolojetas” han apuntado a seguir siendo una reserva indígena, para que los amantes del campo y playa, puedan tener unas tierras muy libres de personas y servicios donde poder sentirse como Robinsón Crusoe en isla desierta...

El subdelegado del Gobierno en Las Palmas, Vicente Oliva, ha dicho que el Ministerio de Fomento estudia la retirada del sistema de información AFIS del Aeropuerto de El Hierro, una vez que se concluyan los informes técnicos que lo evaluarán. Curiosa declaración que viene a decir que sus jefes, Zapatero y Blanco, han actuado a la buena de Dios en contra de El Hierro y que, cuando se hagan los informes, ya decidirán si lo mantienen o lo quitan, el servicio, no el personaje que parecería un espía infiltrado en el PSOE desde una agrupación local del PP. Entre tanto, le bailan el agua a los herreños, dejando de paso con las posaderas al aire a su compañero del partido socialista y presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo, que no ha puesto ningún obstáculo a la implantación del servicio AFIS. Y supongo que no tendrán además la desvergüenza de hacer chistes a su costa. Por cierto, y pese a algunos bulos circulantes, la aerolínea Binter Canarias ha informado que no tiene constancia alguna de que haya sucedido ningún contratiempo o queja desde la implantación del servicio AFIS.

Por su parte, no hay tres sin cuatro, Martín Marrero declaró: “El Gobierno ha decidido pronunciarse en contra de la implantación del sistema AFIS en la isla de El Hierro, por lo que exige al Ministerio de Fomento que mantenga el sistema de controladores que se había estado aplicando en la isla hasta la fecha”. El portavoz argumentó que no se pueden aplicar al aeropuerto de El Hierro las estadísticas de pasajeros o tránsito de los recintos aeroportuarios situados en territorio continental. Y sin anestesia añadió: “No se pueden medir por el mismo rasero, teniendo en cuenta nuestra condición de insularidad, que, aunque parezca obvio, desgraciadamente, hay que estar reivindicándola constantemente”. Ese penoso argumento victimista sería tal vez válido si se estuviera hablando de abrir o cerrar un aeropuerto en cualquiera de las islas, incluidas La Graciosa y el Archipiélago de Baleares, pero no de cómo organizar un servicio aeronáutico. ¿Le sonará al ilustrísimo portavoz aquello de la distinción entre coles y papas? Hablando de políticos, el personal adscrito al departamento de milagros ha sido internado en un centro de Salud Mental por exceso de trabajo.

 

 

© Canarias Liberal - www.canariasliberal.org - info@canariasliberal.org

Sitio web desarrollado por www.canaryservices.com