Inicio | Artículos | Autores | Foro | Links | Conferencias

Temas

+ ECONOMÍA

+ EDUCACIÓN Y CULTURA

+ INFRAESTRUCTURAS Y TRANSPORTES

+ LIBERALES IMPRESCINDIBLES

+ LIBERALISMO

+ LIBROS RECOMENDADOS

+ MEDIO AMBIENTE Y ECOLOGÍA

+ MISCELÁNEA

+ POLITICA EXTERIOR

+ SANIDAD Y PENSIONES

+ TURISMO Y COMERCIO

+ URBANISMO Y VIVIENDA

Artículos

06/10/2008 - José Francisco Fernández Belda
Reflexiones aeropuertarias

En las pasadas semanas, a raíz de la suspensión de licencia para operar a la compañía aérea Futura, se publicaba algún comentario sobre la imperiosa necesidad y oportunidad que para Canarias supondría estudiar muy en serio, la posibilidad de que los principales aeropuertos isleños se reconfiguren como un gran centro de carga aérea, un hub en el argot especializado, que canalice este tráfico multidireccional entre Europa, África y América, además de parte de Asia, sin olvidar ni relegar la importancia de su actual vocación decidida como terminales de pasajeros, por su especial incidencia en el sector turístico, nuestra principal industria.

En lo referente al tráfico de pasajeros, pocos incrementos notables de viajeros cabe ya esperar en un futuro a medio plazo. El gran problema a resolver, en casi todos los grandes aeropuertos del mundo, es como atender eficazmente, en tiempo y forma, el despacho de los nuevos gigantes del aire, que pueden transportar hasta 850 pasajeros en una sola operación. Piénsese en el tiempo o en los medios materiales y humanos necesarios para facturar a tanta gente, pasar los controles de seguridad, embarcar por pasarelas o por guaguas, ubicar el equipaje de mano, etc. Eso, se mire como se mire, requiere una transformación radical de los actuales procedimientos e instalaciones, salvo que se le proponga al viajero llegar a la terminal con unas seis horas de antelación a la salida de su vuelo. Y otro problema similar, aunque algo distinto, se presentaría en las llegadas y en las cintas de recogida de maletas.

Para llamar la atención sobre la importancia económica que tendría el potenciar el sector de carga aérea, no sólo para el operador aeronáutico sino también para los productores de productos perecederos, no estaría de más ofrecer unas cifras orientativas, muy “grosso modo”, sobre un trayecto Madrid-Canarias. Un moderno avión Boeing 737 -900ER puede transportar unos 180 pasajeros. En estos momentos hay ofertas en torno a los 70 euros por trayecto y pasajero. Tomando una media baja de 100 kg por persona transportada, su propio peso más equipaje de mano y facturado, supone un ingreso bruto aproximado de 12.600 euros por este concepto si todos los pasajeros viajaran en clase turista, lo que no es del todo real y se elevaría esa cifra. Si en lugar de pasajeros esas 18 toneladas –180 personas por 100 kg c/u– fueran de carga de pago, el ingreso de la compañía aérea por este concepto podría oscilar entre 37.000 y 54.000 euros, con las tarifas de 2,1 euros/kg de hace un mes a las actuales prohibitivas de 3 euros.

Como puede intuirse hay un gran campo de actuación y, a mi entender, el Gobierno de Canarias debería tener esto muy en cuenta, tanto para el futuro de nuestros aeropuertos como para tomar medidas que eviten ahogar al sector productivo que sólo puede exportar sus productos perecederos por vía aérea. Hay, de entrada, un triple reto para ser aeronáuticamente competitivos. Presionar a Fomento, Aena, para contener y abaratar las tasas aeroportuarias, que se incrementan notablemente en los próximos Presupuestos Generales del Estado. En segundo lugar, facilitar y simplificar los trámites aduaneros y de despacho cabildicio, por ejemplo, acelerando la implantación del proyecto “E-Freight IATA” para eliminar papeleo usando comunicaciones electrónicas, evitando que se formen tapones y demoras artificiales, que algunos operadores, en privado, califican de auténticas prácticas mafiosas. Por último, apoyando la implantación de empresas logísticas en el área de influencia de los aeropuertos. Sin ellas no se puede hablar de un auténtico sector de transporte aéreo eficaz y de futuro.

Camarón que no nada se lo lleva la corriente, dice un refrán. El mundo no está expectante hasta que nosotros decidamos movernos, todos los países del entorno intentan posicionarse, aunque sea dando los codazos oportunos. Puede leerse en el periódico AviaciónDigital.com que “Royal Air Maroc potenciará su presencia en África con el lanzamiento el próximo día 27 de nuevas rutas a las ciudades nigerianas de Lagos y Kano, lo que permitirá a los pasajeros españoles alcanzar dichos destinos a través del ’hub’ –centro de interconexión de vuelos– de Casablanca”. “La conexión con estos nuevos puntos en África permitirá facilitar y reforzar la dinámica de intercambios empresariales y turísticos con Nigeria, en línea con la política de desarrollo de Royal Air Maroc en el continente africano”. “Las nuevas rutas, que serán operadas por aviones Boeing 737-800, contarán con salidas los jueves y domingos, con vueltas los viernes y lunes”. ¿No querías inglés?, sentenciaría un maúro en Gran Canaria o un mago en Tenerife. Ya se sabe, en el mundo globalizado, quien no avanza, retrocede.

jfbelda@teleline.es

 

 

© Canarias Liberal - www.canariasliberal.org - info@canariasliberal.org

Sitio web desarrollado por www.canaryservices.com