Inicio | Artículos | Autores | Foro | Links | Conferencias

Temas

+ ECONOMÍA

+ EDUCACIÓN Y CULTURA

+ INFRAESTRUCTURAS Y TRANSPORTES

+ LIBERALES IMPRESCINDIBLES

+ LIBERALISMO

+ LIBROS RECOMENDADOS

+ MEDIO AMBIENTE Y ECOLOGÍA

+ MISCELÁNEA

+ POLITICA EXTERIOR

+ SANIDAD Y PENSIONES

+ TURISMO Y COMERCIO

+ URBANISMO Y VIVIENDA

Artículos

20/09/2008 - José Francisco Fernández Belda
Lo que mueve la movilidad

Se está celebrando en España la Semana Europea de la Movilidad, campaña financiada por la Unión Europea que persigue, entre otros objetivos, concienciar a los ciudadanos sobre el impacto que las tendencias actuales en movilidad urbana tienen sobre el medio ambiente y la calidad de vida. Estas jornadas han sido anunciadas a los cuatro puntos cardinales, incluso por heraldos trompeteros de ciertas ONGs, cuya principal actividad conocida es precisamente la de gestionar presupuestos gubernamentales, cosa propia de un milagro, laico, cuyo aspecto mágico es el ser “no gubernamentales” pero financiadas por actos graciables del gobierno de turno. Y en eso consiste precisamente el milagro, hacer creer que quien paga no manda, o por lo menos insinúa al hacer el reparto de billetes. ¡Maravilla de las maravillas!

En la sala de conferencias del Ministerio de Fomento, se programaron conferencias para tratar asuntos tan sugerentes como “La ciudad sin mi coche”, “Sistema de gestión de bicicletas”, “Fomento del transporte público”, “Carril VAO (vehículos alta ocupación)”, etc. Todas ellas relacionadas con el transporte y la movilidad. Les ruego retengan este dato. Al fin de las jornadas está previsto un vino español en las Arcadas de Nuevos Ministerios. Supongo que lo de arcadas tiene que referirse a esa especie de soportales arquitectónicos y no al movimiento violento del estómago que produce vómito, al menos a muchas personas que sufren y padecen las ocurrencias y filtraciones, tanto de información aeronáutica como de agua y polvo en los AVE, atribuidas al personal dependiente de la sin par Ministra Magdalena Álvarez.

En los actos patrocinados por Excmo. Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, se han incluido también casetas para publicitar el ecologismo en todos los ámbitos y para hacer promoción del negocio, made in Al Gore, basado en el cambio climático. Uno de los folletos que reparten a los niños, aunque en realidad vayan destinados a los padres, se titula “¿Nos ayudas a no cambiar el clima?”, del que parece ser responsable el organismo municipal “eduambiental.org” y cofinanciado por Feder y el programa Interreg III b. En este díptico se propone un cuestionario para que el lector encuestado sepa la manera en que contribuye, o no, al cambio climático y pueda tomar medidas para auto corregirse. Es muy de agradecer que a los encuestados que sobrepasen los 50 puntos no se les maldiga como delincuentes ecológicos, sino que se diga, con un tuteo impropio y maleducado, que “a lo mejor no tienes toda la información que necesitas sobre el tema”. En el fondo no es que seas malo, sólo lo pareces.

Algunas preguntas son peculiares, forma políticamente correcta para no desternillarse ante la barbaridad o sectarismo del que las hace. “¿Cuántas veces viajas en avión al año? a) Ninguna (0 pt), b) Dos (6 pt), c) Más de dos (28 pt)”. O esta otra “Cuando vas en coche, ¿sueles ir acompañado? a) Siempre (0 pt), b) A veces (3 pt), c) Nunca (6 pt)”. Según esto, los políticos y los turistas, que viajan más que el baúl de la Piquer, son unos desinformados medioambientales, por seguir siendo correcto en el lenguaje politiqués. Por contra los taxistas sólo atentan contra el medio ambiente si van vacíos paseando el hierro. No obstante los puntos que ganan estos profesionales si circulan con pasajeros, tienen fama de perderlos al responder con el corazón a la siguiente pregunta del cuestionario: “¿Cómo valorarías tu conducción”, a) Tranquila (0 pt), b) Normal (3 pt), c) Agresiva (6 pt)”. Sin comentarios.

Otra pregunta sorprendente, al menos a mí me lo parece, es “Para cocinar usas: a) Gas (2 pt), b) Vitro (4 pt), c) Inducción (0 pt)”. Me resulta imposible de entender los criterios valorativos, sobre todo el porqué el encuestador considera más ecológico el gas que la placa vitrocerámica. No deja tampoco de sorprender que apuesten por los campos de inducción electromagnética los mismos grupúsculos que rechazan visceralmente la utilización de estas tecnologías en otros campos, como la teléfonía móvil, que no dudan en utilizar para sus convocatorias y mensajes tipo “pásalo”. Gracias a Dios tampoco se quejan cuando se usan con potencias multiplicadas por más de mil en las RMN médicas, resonancia magnética nuclear.

Pero lo que me resultó de traca es ver un cartel firmado por Ben Magec y patrocinado por Global, en el que se afirmaba que está demostrado que las infraestructuras no ayudan al desarrollo económico. Al margen de que mezcla corrupción política con adjudicaciones, cosa muy diferente de la necesidad intrínseca de las infraestructuras, dice cosas tan pintorescas como que la existencia de una buena carretera a un lugar remoto perjudica el turismo local porque permite que los visitantes no pernocten o coman allí sino que vuelvan a sus orígenes cómodamente. ¿Hay alguien con un mínimo de criterio científico que revise esas publicaciones antes de financiarlas? Tan irresponsable socialmente puede ser controlar en exceso como dar dinero público o privado para que, sin el menor espíritu crítico y de veracidad, se propaguen teorías más propias de brujos de tribus que de personas sensatas en el siglo XXI.

jfbelda@teleline.es

 

 

© Canarias Liberal - www.canariasliberal.org - info@canariasliberal.org

Sitio web desarrollado por www.canaryservices.com