Inicio | Artículos | Autores | Foro | Links | Conferencias

Temas

+ ECONOMÍA

+ EDUCACIÓN Y CULTURA

+ INFRAESTRUCTURAS Y TRANSPORTES

+ LIBERALES IMPRESCINDIBLES

+ LIBERALISMO

+ LIBROS RECOMENDADOS

+ MEDIO AMBIENTE Y ECOLOGÍA

+ MISCELÁNEA

+ POLITICA EXTERIOR

+ SANIDAD Y PENSIONES

+ TURISMO Y COMERCIO

+ URBANISMO Y VIVIENDA

Artículos

18/11/2007 - José Francisco Fernández Belda
Ni sí, ni no, sólo lo políticamente correcto



Miguel Ángel Sáez, jefe de Gabinete del alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, dice que dimite. Pero la realidad es que no dimite, sólo dimite un poquito. Las personas serias se quedan o se van, pero no amagan en los periódicos para causarle un problema al jefe o a la subjefe de la tribu, táchese lo que no proceda. Decir que alguien pone el cargo a disposición de quien tiene la facultad de cesarlo, es una obviedad que la propia naturaleza de las cosas debiera dar por descontada. Quien tiene la potestad legal de nombrar a alguien para un cargo de confianza puede cesarlo en cualquier momento. Y en el caso de peleas manifiestas, usando la nueva jerga políticamente correcta, puede “dimitir” al uno, a la otra o a los dos y así seguir manteniendo la paridad de géneros. Lo contrario es, como dice el bolero: “Teatro, lo tuyo es puro teatro, falsedad bien ensayada, estudiado simulacro… perdona que no te crea me parece que es teatro”. Ya sólo falta que el alcalde medie en estos dimes y diretes y diga esa frase real que ya ha pasado a la historia: “¿por qué no te callas?”

Néstor Hernández da una lección magistral sobre la nueva semántica política: “no hay diferencias”, sólo hay “discusiones apasionadas, producto de lo apasionada que ya es la vida municipal”. No sé qué sentido le da a la palabra apasionada, porque aparentemente en esa casa tan bien asesorada se sestea bien a gusto de puro aburrimiento. Y como en estas cuestiones de sensibilidad emotiva suele haber un triángulo, el PP se ofrece como mediador de buena voluntad entre los dos grupos a punto de ruptura.

Mientras tanto Teresita Morales, primera teniente de alcalde y que comparte papel estelar en los presuntos desencuentros con Miguel Ángel Sáez, poniendo un océano de por medio en su viaje oficial a La Habana para un hermanamiento. No estoy muy seguro de que exista un precedente similar, pero que un pueblo que se siente históricamente oprimido quiera hermanarse con su “genocida”, según la solvente doctrina histórica dictada por Fidel Castro, nunca mejor dicho lo de dictada, es un logro diplomático sin parangón. Morales atesora gloriosos méritos para colaborar con Moratinos, porque igual está pensando como otros de su partido en destinos más universales. ¿Estará el Comandante maquinando con Cubillo para que Canarias deje de pertenecer a la nación de naciones que, según algunos, es España?

Otro concejal que se ha puesto de perfil, al que por cierto ya le han gestionado cita urgente con el otorrinolaringólogo, pero con el especialista de pago o el de la mutualidad de funcionarios porque si lo mandan a la lista de espera de la Seguridad Social acabará el mandato antes de que lo revisen, es Aday Ruiz, que de momento, y espero que por muchísimos años, no tiene afectada la vista y se entera “por los periódicos” de las escandaleras en las alturas metropolísticas y no en los mentideros políticos que supongo debe frecuentar. O no hablan delante de él, o tiene un grave problema de entendederas, como le espetó José Luis Rovira a una señora porque en 500 años no había aprendido a decir Yosep Lluis. Sabemos que la esperanza de vida ha aumentado en España, pero cinco siglos parece una desmesura aunque lo asegure enérgicamente un político de la talla, es tan sólo una metáfora, del susodicho personaje.

Juan Fernando López de Aguilar afirma, eso sí con mucho talante, que es inconstitucional que Álvaro Pérez tenga la bandera independentista en su despacho del Director General de Deportes del Gobierno de Canarias. La ley regula las enseñas que no deben estar, y hay que hacer cumplir la Ley, pero también determina las que deben estar. Al parecer para Juan Fernando no es lo mismo que eso pase en el Archipiélago que ocurra en otras autonomías donde sigue activa la tristemente célebre guerra de banderas. Dado lo acelerado de su andar y de su hablar, le he pedido a los Reyes Magos, los laicos, un vídeo con el simpático monólogo de Manolo Vieira sobre el asombro de un canario cuando llega a Madrid y ve a las gentes de la corte correr y correr sin saber muy bien a donde van. Cuestión de idiosincrasia dicen los comprensivos foráneos, de aplatanamiento los más faltones.

Para cerrar esta por desgracia incompleta lista de ocurrencias, la que se lleva la palma en el terreno de la imaginación, la socarronería y el lenguaje políticamente correcto es la afirmación del alcalde de Mogán, Francisco González: “Me siento como un alcalde socialista”. Y algunos ciudadanos nos preguntamos, ¡Dios mío, qué hemos hecho para merecer esto! ¿En qué manos estamos¿ ¿quién decide, democráticamente, por todos nosotros? ¡Perdona a tu pueblo Señor!
jfbelda@teleline.es

 

 

© Canarias Liberal - www.canariasliberal.org - info@canariasliberal.org

Sitio web desarrollado por www.canaryservices.com