Inicio | Artículos | Autores | Foro | Links | Conferencias

Temas

+ ECONOMÍA

+ EDUCACIÓN Y CULTURA

+ INFRAESTRUCTURAS Y TRANSPORTES

+ LIBERALES IMPRESCINDIBLES

+ LIBERALISMO

+ LIBROS RECOMENDADOS

+ MEDIO AMBIENTE Y ECOLOGÍA

+ MISCELÁNEA

+ POLITICA EXTERIOR

+ SANIDAD Y PENSIONES

+ TURISMO Y COMERCIO

+ URBANISMO Y VIVIENDA

Artículos

03/05/2007 - José Ramón Arévalo Sierra
El sueldo del presidente

El sueldo del presidente

El sueldo de nuestros representantes políticos es uno de los temas que fácilmente nos conduce por la senda de la demagogia y que además suele resultar de gran atractivo para la canalla popular. Sin embargo, y por mucho que nos enfade decirlo, el sueldo de nuestros representantes estatales es más bien bajo, muy bajo si lo comparamos con los de los estados de nuestro entorno. No solo el de los políticos del gobierno, sino también el de los que están en la oposición.
Cuando a Rajoy se le preguntó por su sueldo, aquella señora, con sus buenas intenciones, intentaba someterlo a escarnio público y refregarle por la barba sus trescientos euros de pensión cuando aquel le hubiese contestado: cobro ocho mil euros al mes. Rajoy, en vez de decírselo, evitó la encerrona y se puso a hacer el gallego, que tan bien le sale: que si más que usted, que si patatín, que si patatán y al final la buena señora se quedó perpleja y sin conocer el sueldo del candidato a presidente Sr. Rajoy. Claro, esas son las típica preguntas que te hacen en el “radio patio” de mi vecindario; pero nosotros, al contrario que Rajoy, le decimos a la vecina que ganamos más de lo que realmente ganamos, sólo para ver como se pone verde de envidia. A mí, cuando me preguntan cuánto gano, siempre me pongo mil o dos mil euros de más… hala, de nuevo como se diría en Galicia: “A quien quiera saber, mentiras a él”.
Pero volviendo otra vez al sueldo de los políticos, decir que, al menos la parte que les proporciona el estado es de carácter público, cualquiera podría saberlo con tan solo echarle una visual al diario de sesiones y encontrar el apartado donde aparece el tema de sueldos. O sea, que al final, nos puede más la novelería de ver a alguien decir cuánto gana que el hecho en sí de saberlo. Nos daríamos cuenta de que ganan mucho menos que otros empleados públicos del estado. Si nos volvemos hacia las autonomías, ni que decir tiene que los sueldos son también más altos que los que el estado proporciona a los representantes políticos. Y si bajamos a nivel de ayuntamiento, podremos encontrar pueblos de esos con campanario en el centro y rodeados de higueras donde los alcaldes tienen unos emolumentos nada despreciables. En fin, que la buena señora apuntaba en mala dirección. Intentar avergonzar a los políticos del parlamento español por su sueldo no es una buena estrategia, primero porque sus sueldos son relativamente bajos, y, segundo, porque la mayoría tiene una dedicación que sobrepasa a la del cargo que les corresponde. Así que lo digo sin ningún tipo de problemas, tanto nuestros representantes del gobierno como de la oposición, tienen unos sueldos bajos.
Algunos piensan que estaría bien que el Sr. Rodríguez Zapatero fuese de gira por distintos países con un jersey de rayas, sacado de la Boutique Evo y copiado de Modas Blas (el de Epi y Blas). A mí, sin embargo, me parece que nuestro representante (lo hayamos votado o no) debe dar una imagen acorde con nuestro país y nuestras costumbres. Y además se le debe tratar como a un representante de estado. Me parece ridículo criticarle porque haya que cerrar una barriada entera y una piscina para que se bañen él y sus hijas. Las pautas de seguridad le dan muy poca movilidad, por tanto es lo menos que se puede hacer, y nos deberíamos sentir orgullosos de que pasará por nuestro barrio, aunque no nos podamos bañar dos días en una piscina. Cuando el presidente quiera venir a Lanzarote, nos debemos volcar en que su estancia sea lo más cómoda y segura posible, y basta ya de hacer el gañán antisistema con críticas pacatas. Este es el presidente que nos ha tocado porque lo han votado, pues todos a una con él, al menos en su seguridad, no en lo que piensa. Ni él ni los suyos hacen ostentación de riqueza, entre otras cosas porque no son ricos.
Pero volviendo al Sr. Rajoy, yo creo que había una respuesta mejor que la que contestó a la señora (bueno, la que más bien no contestó). Cuando le preguntó cuánto ganaba, él debió responder: “Gano mucho menos de lo que hubiese ganado si en vez de dedicarme a la política me hubiese dedicado a mi trabajo de Registrador de la Propiedad”. Se habría acabado la discusión de forma inminente y no le habrían dado más vueltas a la historia del sueldo todos los medios de comunicación retroprogres. Es cierto que lo mismo que se resaltó el cafecito del programa en que apareció el presidente, en el caso de Rajoy, todos los medios de comunicación afines al gobierno tuvieron que trabajar duro para extraer algún detalle del programa que no tuviera ninguna significación, algo de lo que se hablara mucho y así no se discutieran o comentaran las excelentes respuestas ofrecidas. Al final, de los dos programas, todo ha quedado reducido a un cafecito y a un sueldo.
Para mí que hubiese sido divertido poner en el programa a algunos bachilleres ilustres como Don Pepiño y Don Montilla. Estos habrían respondido bien a todas las preguntas, no me cabe duda, ya que son políticos profesionales, de hecho, no se les conoce otra profesión o virtud al respecto laboral. Así cuando la señora les preguntara, cuánto gana usted, ambos responderían, ocho mil o diez mil euros, que es mucho más que el sueldo que se le suele destinar a un bachiller. Y es que vamos, no me imagino yo a Pepiño ganando ocho mil euros de reponedor en alguna gran superficie, o de cajero del mes, o haciendo hamburguesas dobles de esas que tanto me gustan, y por las que tanto aprecio a mi hamburguesero, pero que dudo cobre tales honorarios. Y es que el título de bachiller con esos sueldos sólo te lo aceptan para ser político dedicado a los insultos.

 

 

© Canarias Liberal - www.canariasliberal.org - info@canariasliberal.org

Sitio web desarrollado por www.canaryservices.com