Inicio | Artículos | Autores | Foro | Links | Conferencias

Temas

+ ECONOMÍA

+ EDUCACIÓN Y CULTURA

+ INFRAESTRUCTURAS Y TRANSPORTES

+ LIBERALES IMPRESCINDIBLES

+ LIBERALISMO

+ LIBROS RECOMENDADOS

+ MEDIO AMBIENTE Y ECOLOGÍA

+ MISCELÁNEA

+ POLITICA EXTERIOR

+ SANIDAD Y PENSIONES

+ TURISMO Y COMERCIO

+ URBANISMO Y VIVIENDA

Artículos

10/08/2006 - José Francisco Fernández Belda
La sonrisa amable del turismo

Viviendo en San Borondón
La sonrisa amable del turismo
José Fco. Fernández Belda

En algunas conserjerías no se ha colgado el típico cartel de cerrado por vacaciones y sus responsables siguen trabajando para intentar dejar las cosas atadas y bien atadas de cara a las recientes elecciones políticas que se avistan a la vuelta de la esquina. Y estos comicios se presentan descorazonadores, por no decir aburridos por hartazgo, para muchos ciudadanos de a pié. No obstante, para algunos políticos es la hora del acelerador que les permita llegar a tiempo de poder presentar unos logros a su parroquia, que tampoco han de coincidir con la prometida felicidad para todos los canarios, basta con que agraden a los votantes de su circunscripción electoral y no enfaden más de la cuenta a ciertos medios de comunicación.

Y este es el caso de la Viceconsejería de Turismo, que a juzgar por lo publicado en el Canarias7, (edición del miércoles 9 de agosto, pág. 23), da otra vuelta de tuerca al claro deseo de cambiar todo lo cambiable para que Tenerife sea lo que siempre debió de ser: el destino turístico de Canarias. Al menos según la ideología que inspira a ATI y que Pilar Parejo ejecuta como una apisonadora o como una máquina de demoliciones.

Desde su llegada a la Consejería, por la que ya han pasado dos consejeros que ni han pinchado ni cortado, ha actuado con un plan premeditado, eliminando todo lo que no podía controlar directamente y en el resto, lo que no puede llevarse formalmente de Gran Canaria, poniendo como directivos a su propia gente traída de la SPET. Aunque supongo que por razones más de escándalo público y de estética que de otra cosa no fuera nombrada directamente Consejera por Adán Martín, desde el propio Gobierno se propició que pudiera ahora disponer de más amplios poderes y competencias que sus antecesores en el mismo cargo, dictando el Decreto 84/2004, de 29 junio, por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de la Conserjería de Turismo, que modificaba el hasta entonces vigente Decreto 281/1995, de 11 septiembre, que regulaba funciones y competencias. Pero este es un asunto que ya se tratará con detalle en otro momento porque tiene su aquel.

Una de las obsesiones de Pilar Parejo, es el impulso de cambiar los logotipos de las instituciones, sustituyéndolos por otros más anodinos, querencia que posiblemente le viene de su etapa de experta en la venta de objetos publicitarios. Supongo que para hacerlo dispondrá de recursos económicos importantes y un fundamento teórico, basado en estudios serios cuya contratación debió salir a concurso público en su momento, que justifique el por qué del cambio y el por qué, y esto es lo más importante, se dejan atrás más de 18 años de esfuerzos para introducir la marca única de Canarias y miles de millones de pesetas invertidas en eso.

Desde los remotos tiempos de Blas Rosales como Consejero de Turismo, se comienza a usar un logotipo que pretende, y a mi juicio consigue muy eficazmente, representar a todas las Islas Canarias como un destino turístico unitario, dejando atrás luchas entre los Patronatos de Turismo insulares para promocionar el suyo propio, que por su propia naturaleza sólo puede representar a su isla y no a todo el archipiélago. Este logotipo, ya con bastante solera, es el que tiene la palabra Canarias con una estretlizia multicolor, que primero estuvo encima del nombre y ahora ha pasado a estar delante. Muchos lo llevamos en la solapa o en trabas de corbata cuando salimos fuera y lo exhibimos con orgullo. Creo que ese diseño representa perfectamente la idea de Canarias en su conjunto, descrita por su nombre propio y por una bella flor que evoca bellos lugares, frescor, primavera y paraíso. Pocas veces se logra algo tan aparentemente simple que transmite tan bien una idea y no puede ser discutido, y no lo ha sido en 18 años por la inmensa mayoría de los implicados en este sector de actividad que da de comer a muchos canarios. Representa con bastante dignidad la imagen de Canarias.

Por su parte la inquieta Sociedad de Promoción de Tenerife, la SPET, diseña su propio logotipo que consiste en una X, en blanco o en azul según lleve o no un recuadro de fondo, dibujada sobre un arco de círculo horizontal, en color naranja, que parece querer representar una sonrisa y unas veces con la palabra Tenerife debajo y otras no. Si a ellos les parece bien y adecuado, allá ellos, aunque pueda uno tener reparos técnicos sobre un logotipo que es necesario explicar y que no se interpreta por sí mismo. Pero ahora Pilar Parejo está empeñada en utilizar ese mismo esquema para cambiar el que desde hace más de 18 años se emplea en las promociones turísticas en el exterior de toda Canarias. Y lo peor del caso es que lo hace con el silencio, la ausencia o el asentimiento cómplice de los otros patronatos de turismo, que da la sensación que se han olvidado de su razón de ser y a quien defienden. O mejor dicho, a quien no defienden y tal vez será necesario recordárselo en la próxima campaña electoral. Es una mueva “ruindad”, en expresión de Pilar Parejo, con que nos obsequian, aunque esta vez vaya aparentemente de la manos de la consultora FutureBrand y sus auditorias de marca. Sería bueno leer su informe, aunque lo haya encargado la SPET, y ya es conocido que con frecuencia se escribe lo que el cliente quiere leer. Lo peor de este asunto es que tanto nos han acostumbrado a la fatalidad, que estas cosas casi no nos alteran, y eso que afecta, y mucho, a nuestro futuro económico.

jfbelda@teleline.es


 

 

© Canarias Liberal - www.canariasliberal.org - info@canariasliberal.org

Sitio web desarrollado por www.canaryservices.com