Inicio | Artículos | Autores | Foro | Links | Conferencias

Temas

+ ECONOMÍA

+ EDUCACIÓN Y CULTURA

+ INFRAESTRUCTURAS Y TRANSPORTES

+ LIBERALES IMPRESCINDIBLES

+ LIBERALISMO

+ LIBROS RECOMENDADOS

+ MEDIO AMBIENTE Y ECOLOGÍA

+ MISCELÁNEA

+ POLITICA EXTERIOR

+ SANIDAD Y PENSIONES

+ TURISMO Y COMERCIO

+ URBANISMO Y VIVIENDA

Artículos

24/05/2006 - José Francisco Fernández Belda
¿Canarias o Gobierno de Canarias?

¿Canarias o Gobierno de Canarias?
José Fco. Fernández Belda

Ya ha empezado el bombardeo publicitario para que los que vivimos en estas islas festejemos alborozados el Día de Canarias y nos demos un baño de eso que llaman canariedad, aunque sea en las playas o asaderos campestres y no en los actos oficiales. Y eso estaría muy bien si realmente ese día sirviera para reflexionar sobre dónde estamos y hacia dónde vamos, más que a ver de dónde venimos disfrazados de maúros o de magos.

Pero mirando con atención la campaña institucional, surge una tremenda duda ¿se conmemora el Día de Canarias o el Día del Gobierno? En los anuncios que he podido ver no aparece el escudo de Canarias por ningún lado, sólo he visto el logotipo del Gobierno, es decir ese invento nuevo en el que desaparecen los perros y el lema Océano, que nos recordaba que somos un archipiélago en medio de las mares océanas, que decía y escribía el almirante Cristóbal Colón, tan olvidado en estas islas en el 500 aniversario de su muerte.

Y ya que se habla de imágenes, creo que sería oportuno ahora echar un vistazo crítico al folleto que ha editado el Gobierno para explicar su concepto de imagen corporativa. Por cierto, es un fascículo sin la clásica nota indicando quién lo edita (el responsable), dónde se imprime, el año, depósito legal y el ISBN o similar. Nada de nada, hecho como un rumor, que si viene bien se acepta o si no se niega la paternidad, o maternidad, ¡vaya usted a saber! Lo primero que aparece con claridad es que se pretende diluir la imagen de la Comunidad para sustituirla por la “marca del Gobierno”, que según se dice allí, “representa al Gobierno y sus acciones. Sencilla, competitiva, perdurable y sólida”. Además, la nueva papelería es “formal, democrática y responsable”. Toda una declaración de principios e intenciones. “Hemos ganado las elecciones -afirmó al principio de la legislatura Pilar Parejo- y tenemos derecho a crear nuestra propia imagen, la del grupo gobernante, distinta de los símbolos generales”.

Y si cabía alguna duda sobre esa intención gubernamental, en las bolsas de papel, que supongo son para llenarlas de publicidad turística dada la compulsión de la viceconsejera a la venta de llaveros y camisetas promocionales, aparece impresa sólo la mitad del escudo de Canarias en un llamativo color azul con las islas en blanco. Teniendo en cuenta lo mal que andan nuestros escolares en geometría, según dice el informe internacional PISA y eso a pesar de los desvelos de la Consejería de Educación, no estoy muy seguro que sepan aplicar el concepto de simetría. Algún mal pensado opina que era precisamente la idea de querer gobernar solamente para medio archipiélago lo que se quería expresar en ese diseño: es un gobierno de todos, pero no para todos. Sobre esto hay opiniones variadas y también hay hechos tozudos que permiten contrastar si son galgos, podencos o un perrazo de presa majorero. Como en casi todo, es deseable que haya al menos tres opciones. Más aún ahora que se discute si repite Tenerife en el Gobierno, si toca a Gran Canaria o asoma la vía palmera como tercera en discordia, esta vez la palabra escrita en sentido literal.

Ante el énfasis descalificador por el evidente exceso en simbología y en gasto que supone la bandera de Gran Canaria del tamaño de un campo de fútbol, no deja de sorprender la práctica ausencia de escandalera ante esta acción gubernamental que supone sus buenos centenares de millones de euros, que a mi juicio suponen un gasto superfluo, indignante y de despilfarro de dinero y esfuerzos públicos. Desconozco si este cambio de imagen salió a concurso público, con publicidad en condiciones, o si fue adjudicado por otra vía más discrecional. Lo que sí es seguro es que no ha habido debate público sobre esta cuestión que afecta a todos los canarios, aunque por fortuna sólo nos toca el bolsillo y el resto es pura indiferencia ante lo inevitable. Supongo que este asunto podría preguntárselo alguien al Gobierno en el Parlamento, si a bien lo tienen sus señorías, que unas están para interrogar y otras para responder, aunque últimamente no parecen estar mucho por la labor.

Muchos años y mucho dinero ha costado consolidar los logotipos de instituciones y empresas públicas que ahora, sin más, se cambian por otros sin personalidad, con sólo un texto literal, eliminando precisamente lo que se pretende con un logo: que el público identifique algo por un símbolo o icono, sin necesidad de leer el cartel, haciéndolo auténticamente multicultural y por encima de los idiomas. Hacer desaparecer los logotipos del Istac, Instituto Canario de la Mujer, Instituto Canario de Hemodonación y Hemoterapia, Icap, Hecansa, Saturno, Instituto Tecnológico de Canarias, etc., me parece una acción de gobierno inadecuada y no deja de extrañarme el por qué no se ha criticado esto con contundencia en el Parlamento y en las asambleas de los partidos políticos. ¿Quiénes han sido los expertos que han confeccionado esta propuesta? ¿Cuánto ha costado el estudio y cuánto costará la implantación, papelería, menaje, rotulaciones, etc.?

Estoy seguro de que muchos luchadores de la promoción turística canaria no pueden entender el motivo de eliminar el logotipo de Canarias con la estretlizia que venía usando Saturno, desde tiempos de Olarte como consejero de Turismo, colocada encima del nombre del Archipiélago y después delante a la izquierda, y sustituir este icono por el texto “promotur. Turismo de Canarias”. Creo que es evidente que la anterior imagen de Canarias expresa muchísimo mejor la idea de que esto es el paraíso que se pretendía que fuera, el genuino, el que Adán nos prometía, no un paraíso cualquiera. Aunque tal vez molestara el nombre genérico y no sorprendería que el siguiente paso sea cambiar el título del pasodoble Islas Canarias. ¡Ay, Señor, Señor

 

 

© Canarias Liberal - www.canariasliberal.org - info@canariasliberal.org

Sitio web desarrollado por www.canaryservices.com