Inicio | Artículos | Autores | Foro | Links | Conferencias

Temas

+ ECONOMÍA

+ EDUCACIÓN Y CULTURA

+ INFRAESTRUCTURAS Y TRANSPORTES

+ LIBERALES IMPRESCINDIBLES

+ LIBERALISMO

+ LIBROS RECOMENDADOS

+ MEDIO AMBIENTE Y ECOLOGÍA

+ MISCELÁNEA

+ POLITICA EXTERIOR

+ SANIDAD Y PENSIONES

+ TURISMO Y COMERCIO

+ URBANISMO Y VIVIENDA

Artículos

02/05/2006 - José Francisco Fernández Belda
La obsesión antiamericana

Recensión del libro 'La obesesión antiamericana' publicada en 2003 por José Francisco Fernández Belda. En el recuerdo obligado a J.F Revel

La obsesión antiamericana
José Fco. Fernández Belda

Siguiendo la vieja tradición de compartir con los amigos lo bueno que uno encuentra por esos mundos de Dios, creo que es muy recomendable la lectura de un libro, a mi juicio extraordinario, que analiza documentadamente muchos de los prejuicios que la prensa europea ha asentado como verdades y que, como mínimo, son tergiversaciones burdas de la verdad cuando no francas falsedades históricas fácilmente aclarables si las personas nos tomáramos la molestia de buscar la documentación pertinente y no fiarnos, como si de un dogma de fe se tratara, de lo que se escribe en la prensa que leemos habitualmente. El libro es:

“La obsesión Antiamericana: Dinámica, causas e incongruencias”.
Jean-François REVEL
Ed. Urano Tendencias
ISBN: 84 - 7953 - 531 -8
www.edicionesurano.com


Debo decir que me ha sorprendido mucho leer en ese libro muchas de las cosas que venía predicando, reconozco que con poco éxito, desde hace años, pero que no encontraban eco entre la “gauche divine” que me rodea por todas partes (no sé si habrá emergido algún pequeño istmo que me una al gran continente...)

No hay peor mentira que una verdad a medias, sobre todo cuando esa tergiversación tiene un fin basado en la frustración que a muchos “progres” le ocasiona que Estados Unidos sea la única potencia hegemónica que queda en el mundo. Y lo es, no sólo por sus méritos propios, sino por el manifiesto fracaso del otro bloque. No obstante todas las evidencias y pruebas, en Europa seguimos pensando (basta leer cualquier periódico, de cualquier signo político, o escuchar sabias tertulias) que los americanos son niños sin cultura y que tienen además la curiosa costumbre de elegir al más tonto del pueblo para presidente. Y eso cuando no se les critica acusándolos de antidemócratas, lo que es un sarcasmo cruel viniendo de la Europa que ha generado los regímenes más viles y crueles de la historia de la humanidad: el comunismo real con sus gulag y el nazismo.

La prensa española que tanto criticó, por ejemplo, el problema de los recuentos de votos en Florida para la elección del último presidente (que, en el fondo y en la forma sólo quería respetar el deseo de los electores), nos ha entretenido ese mismo verano con el espectáculo madrileño de sus elecciones autonómicas (¿tendrá algo que ver con la cacareada “movida” del cuestionado Tierno Galván?). No sólo se ha vulnerado la presunción de inocencia de la forma más descarada sino que, sin ponerse colorados, se ha recurrido a un delito penal (la utilización de la información telefónica sin que la Agencia de Protección de Datos, organismo gubernamental, interviniera) para hacer las imputaciones que todos hemos soportado entre risas y sonrojos de vergüenza ajena. ¡Buenos estamos para dar consejos de democracia!

¿Se imaginan ustedes a los actores del ¡no a la guerra! pidiéndole a Jesús de Polanco una subvención para hacer una película sobre la corrupción del PSOE, las Filesas, la PSV, el asalto a la caja de los huérfanos de la Guardia Civil, y tantos etcéteras? Pues nos olvidamos que, sin pedir subvenciones, el denostado Hollywood hizo una película sobre el Watergate y la caída de Nixon poco después de terminar el caso. Y muchas otras contra la guerra de Vietnam. ¿Hay cine más crítico con los políticos, los jueces, la prensa y contra la corrupción que el americano? En España hay que subvencionar películas que expliquen el, por lo visto, único gran problema social que hoy tenemos: la ambigüedad en las películas de Almodovar... ¡País, S.A.! (expresión del admirado Forges, que no hace referencia al periódico de “referencia”).

Pero es que, además, la Francia que presume de progresía desde el triste espectáculo de Mayo del 68, se olvida de que ese movimiento ya hacía dos años que había estallado en los campus de Estados Unidos con Herbert Marcuse en la Universidad de Berkley, entre otras. La Francia de Argelia, Vietnam, Centro África, Irán, Irak, Líbano y tantos otros desastres humanitarios, pretende dar lecciones al mundo en general y a USA en particular (la “grandeur” de De Gaulle y Chirac). ¡Lo que puede hacer un buen güisky en los Campos Elíseos!

jfbelda@teleline.es

 

 

© Canarias Liberal - www.canariasliberal.org - info@canariasliberal.org

Sitio web desarrollado por www.canaryservices.com