Inicio | Artículos | Autores | Foro | Links | Conferencias

Temas

+ ECONOMÍA

+ EDUCACIÓN Y CULTURA

+ INFRAESTRUCTURAS Y TRANSPORTES

+ LIBERALES IMPRESCINDIBLES

+ LIBERALISMO

+ LIBROS RECOMENDADOS

+ MEDIO AMBIENTE Y ECOLOGÍA

+ MISCELÁNEA

+ POLITICA EXTERIOR

+ SANIDAD Y PENSIONES

+ TURISMO Y COMERCIO

+ URBANISMO Y VIVIENDA

Artículos

26/01/2006 - CanariasLiberal.org
El Demiurgo del PSC

El Demiurgo del PSC

Servidor no sabe leer las entrañas de los animales, ni los posos del café, ni el agua ni domina ninguna disciplina propia de augures; pero la constante afluencia de pateras al litoral tinerfeño, la tormenta tropical “Delta”, o el incendio del obispado parecen los sellos de apertura inminente que den paso al fin de la Isla.

Otras cuestiones, para más INRI y para los que nos abandonamos más a la fe en la omnipotencia de la mente humana que al “fatum” o la voluntad de la deidad de turno, tampoco acaban de tener explicación; por lo que el desconcierto, las dudas y el desasosiego brotan como flores en pleno mes de mayo.

Sigue escapándose a toda razón lógica como puede mantener en vilo a una comunidad entera si la isla de enfrentes se merece llevar el “Gran” delante; como una tormenta ligeramente más intensa que las habituales colapsa las dos islas capitalinas; como los apagones se suceden en algunos municipios tinerfeños, y no se depuran responsabilidades; o como se cuestiona todavía, y con reiteración por parte de algunos políticos y mandos de las Fuerzas del Estado, que no hay buques nodriza circunnavegando el archipiélago a la espera del momento propicio para dejar las barquillas de la inmigración a una distancia prudencial de la costa.

Tal vez hoy no sea el momento más oportuno para plantearse si esta isla ha sido abandonada de la mano de Dios, monseñor Álvarez me perdone, pero repito que se están dando una serie de circunstancias como para que los más escépticos en cuestiones divinas pensemos que esto es una suerte de Apocalipsis merced a los designios de un arquitecto celestial.

Otras vienen más de la mano de demiurgos más terrenales. Arquitecto y obrero, que es nuestro don Ramiro; Cuende Tascón, claro. Arquitecto de profesión, y obrero socialista y canario de vocación. Al igual que su partido, y haciendo gala de su doble condición de concejal de la oposición y arquitecto colaborador de los suizos Herzog y De Meuron en el proyecto de la plaza de España, ha hecho suya la bandera de la veleidad y la falta de consistencia en lo que predica y el ejemplo que da.

Sirva para muestra un botón: Granadilla. No hace muchos días Jerónimo Saavedra, de la pomada del PSC, admitía que le preocupa la imagen que había dado su formación con el cese del Lord Voldemort particular del partido como consejero de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife.

Algunos días después, el presidente del Grupo Socialista en el Cabildo, reconocía que el cese de Rafael Yanes como portavoz del grupo había que hacerlo; y que la Ejecutiva debería explicar los motivos, relacionados con la firma de un documento sobre el fututo enclave portuario del sur.

Mientras tanto, la flor más alta del jardín de rosas chicharrero dice que el PSC siempre ha estado a favor de un puerto redimensionado porque es una “necesidad”. Y el ex consejero don Pedro que ya sabía, o ya se le había dicho, debería haber prevenido a sus correligionarios de que toda maniobra de ciaboga está sujeta a su curva de evolución y mal ejecutada siempre acarrea un retraso en el desplazamiento de la nave, e incluso puede llevar a que vuelque ésta. Él ya se cayó de la trainera.

Nuestro Ramiro, que es más cuco que un ídem, navega perfectamente entre estas dos aguas sin caerse; no baila ni con la más fea ni con la más guapa. Él es la encarnación viviente del tanto te digo una cosa como te digo la otra. Lo mismo vende que el puerto de Granadilla sigue siendo necesario y de apoyo al capitalino, como que el de Santa Cruz no se ha ampliado porque no han querido, y que sólo es cuestión de “trabajo, dinero e ideas para desarrollar el puerto de Santa Cruz hasta el infinito”.

Don Ramiro debería saber que hace falta un discurso más sólido para llegar a ser presidente de la Autoridad Portuaria. Con trabajo, dinero e ideas también se podría sacar del atolladero político en que está inmerso su partido; sobre todo con trabajo y con ideas, que además son gratis.

Tengo la impresión que el PSC y el concejal dual, entre los más listos de la formación talantosa, han creído encontrar en la polémica de Granadilla –mal que les pese a sus correligionarios del sur, que deben estar considerados de segunda– el aglutinante que explica todos los males de la isla y todo lo justifica. En este caso llegar al poder a cualquier precio.

Bueno, en realidad todos prevemos que llegar al poder, lo que se dice llegar al poder, no. Más bien hacer el papel más digno posible de cara a 2007, antes de que en Ferraz y Moncloa se peguen el batacazo, con permiso de don Mariano que tan bien es un primera espada.

Y en previsión, está claro que han optado por la vía de Granadilla y la gestión del puerto de Santa Cruz, dado su eco mediático. Algo así como un Toni Genil, o un Leonardo Dantés que se mete a opinar de Monserrat Caballé o Placido Domingo con tal de tener unos segunditos delante de la cámara del Tomate.

El PSC no ceja de camuflar sus carencias atacando la gestión del puerto de Santa Cruz. No lo hace frontalmente porque no hay argumentos, pero tampoco se pueden quedar con el culo al aire frente a la ciudadanía, ni frente a un descalabro más que serio en las autonómicas del año que viene. Y por eso no se casa con nadie.

Pero don Ramiro sabe que levantar una casa, o crear un universo, no es cuestión de dos meses. Hay que tener paciencia, sin prisa pero sin pausa. Y quién sabe… Juan Carlos Alemán tiene aluminosis, aunque siga creyendo que el parido está cohesionado y disciplinado; Rodríguez Fraga pasa demasiado tiempo construyendo en el sur; a Pedro Anatael lo corroe el salitre; y López Aguilar, tan a gusto en su palacete de la calle San Bernardo, no vuelve por aquí ni a tiros. Alguien tendrá que construir de nuevo la casa blasonada con el puño y la rosa, y siempre hacen falta arquitectos.

FERNANDO GUANARTEME

 

 

© Canarias Liberal - www.canariasliberal.org - info@canariasliberal.org

Sitio web desarrollado por www.canaryservices.com