Inicio | Artículos | Autores | Foro | Links | Conferencias

Temas

+ ECONOMÍA

+ EDUCACIÓN Y CULTURA

+ INFRAESTRUCTURAS Y TRANSPORTES

+ LIBERALES IMPRESCINDIBLES

+ LIBERALISMO

+ LIBROS RECOMENDADOS

+ MEDIO AMBIENTE Y ECOLOGÍA

+ MISCELÁNEA

+ POLITICA EXTERIOR

+ SANIDAD Y PENSIONES

+ TURISMO Y COMERCIO

+ URBANISMO Y VIVIENDA

Artículos

17/09/2005 - CanariasLiberal.org
Cosas que debe aprender el gobierno de EEUU de Val Mart


Este artículo publicado el lunes 12 de septiembre en el Wall Street Journal explica cómo Wal Mart tuvo una reacción mucho mejor que la del Gobierno de EEUU al huracán Katrina. Y eso que en nuestras islas, muchos artículistas consideran que el escaso peso del Gobierno es lo que ha provocado la catástrofe y que esto viene a demostrar el fin del liberalismo -¡cómo si Estados Unidos fuera un paraíso liberal!-. Incluso, un tonto insolidario propone que no se ayude a aquella nación. Vaya desverguenza ideológica


La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias de Estados Unidos (FEMA, por sus siglas en inglés), podría aprender algunas cosas de Wal-Mart Stores Inc.

El miércoles 24 de agosto, cuando la clasificación de Katrina pasó de tormenta tropical a huracán, Jason Jackson, el director de continuidad de negocios de la cadena minorista, comenzó a acampar en el centro de comando de emergencias de Wal-Mart. Para el viernes, cuando el huracán llegó a Florida, Jackson estaba acompañado de 50 gerentes y personal de apoyo de Wal-Mart, desde expertos en camiones hasta especialistas en prevención de pérdidas.

El domingo, antes que el huracán tocara tierra en la costa del Golfo de México, Jackson ordenó a las bodegas de Wal-Mart entregar una variedad de provisiones de urgencia, desde generadores a hielo seco y agua embotellada, a áreas de almacenamiento designadas para que las tiendas de la compañía estuvieran en condiciones de abrir rápidamente si ocurría un desastre.

Luego, cuando el huracán dejó fuera de combate al sistema computarizado de Wal-Mart que se encarga de actualizar los inventarios en la zona, Jackson atendió las llamadas de las tiendas de la compañía para saber lo que necesitaban. También alertó a un equipo de reabastecimiento para que ordenara más productos esenciales, como trapeadores y Clorox. Para el martes, una gran cantidad de camiones de Wal-Mart, algunos escoltados por la policía, fueron enviados a entregar 40 generadores y toneladas de hielo seco a sus tiendas que habían perdido el suministro de electricidad, a lo largo del golfo.

Katrina es el mayor desastre natural que han tenido que enfrentar Wal-Mart y el ejecutivo a cargo de poner a las tiendas a funcionar. Inicialmente, 126 de las sucursales, incluyendo 12 en el área metropolitana de Nueva Orleans y dos centros de distribución, fueron cerrados porque se encontraban en el trayecto de Katrina. Más de la mitad de las sucursales terminó perdiendo electricidad, algunas se inundaron y 89 reportaron daños.

Pero el viernes pasado todas, a excepción de 15 de las tiendas paralizadas, habían vuelto a abrir sus puertas. Wal-Mart frecuentemente ha vencido a FEMA, sacándole días de ventaja en la carrera por llenar camiones con suministros de emergencia para los socorristas y los ciudadanos, cuyas vidas fueron trastornadas por el huracán.

La rapidez de la respuesta de Wal-Mart a Katrina subraya hasta qué punto ésta y otras minoristas como Home Depot Inc. se han convertido en actores importantes a la hora de reaccionar a desastres naturales. Mientras que FEMA tiene que buscar sus recursos, Wal-Mart, con sede en Bentonville, Arkansas, tiene sus propios camiones, centros de distribución y docenas de tiendas en la mayor parte de EE.UU., así como un protocolo específico para responder a los desastres. Además, puede activar un centro de comando de emergencias para coordinar una respuesta inmediata.

Jackson, de 33 años, quien tiene un título en manejo de emergencias y una maestría en manejo de seguridad, es el encargado de la logística de Wal-Mart para, además de proveer los suministros, revivir rápidamente sus ventas en las áreas azotadas por huracanes, tornados o inundaciones.

[...] El comisario Bob Buckley de Union Parish, Luisiana, sólo tiene buenos comentarios sobre el papel jugado por Wal-Mart. Cerca de 600 socorristas de todas partes del estado se reunieron en la localidad de Gonzalez para comenzar las operaciones de rescate, relata, pero no tenían suministros. Ellos llamaron a Wal-Mart el día después que el huracán los azotó y dos días después recibieron dos camiones con linternas, baterías, comidas listas para consumir, municiones y ropa protectora.

¿Y cuando llego FEMA? "¿Quien?" pregunta el comisario Buckley.

 

 

© Canarias Liberal - www.canariasliberal.org - info@canariasliberal.org

Sitio web desarrollado por www.canaryservices.com