Inicio | Artículos | Autores | Foro | Links | Conferencias

Temas

+ ECONOMÍA

+ EDUCACIÓN Y CULTURA

+ INFRAESTRUCTURAS Y TRANSPORTES

+ LIBERALES IMPRESCINDIBLES

+ LIBERALISMO

+ LIBROS RECOMENDADOS

+ MEDIO AMBIENTE Y ECOLOGÍA

+ MISCELÁNEA

+ POLITICA EXTERIOR

+ SANIDAD Y PENSIONES

+ TURISMO Y COMERCIO

+ URBANISMO Y VIVIENDA

Artículos

03/08/2005 - CanariasLiberal.org
Las habas de nivaria y otros proverbios

Artículo cedido por Fernando Guanarteme

LAS HABAS DE NIVARIA Y OTROS PROVERBIOS

“En todas las casas se cuecen habas, y en la mía a calderadas”. Este refrán tan castellano, universalizado por Cervantes en boca de Sancho Panza, debería haber estado más presente en la mesilla de noche de más de uno junto al “Pásalo”, en la cabecera del “Señor de las Ondas Culturales”, y en la de todos aquellos que se llenaron la boca con la visita del Comisario de Transportes de la Unión Europea, Jaques Barrot.

No ha mucho, escasos ocho días, se tachó a todas las instituciones de la isla –Cabildo, Ayuntamiento, Autoridad Portuaria…– de traer al comisario Barrot a Tenerife como parte de una función mediática para ganarse las simpatías de la gente, al más puro estilo populista, y sacar adelante el puerto industrial de Granadilla.

Algún ex político y ex sindicalista, metido a tertuliano de fortuna, apuntó en una emisora de radio seria, contra todo pronóstico, que se le iba a “cargar” de vino y ponerle los micrófonos delante para que, al igual que el régimen comunista chino y sus famosos lavados de cerebro, recitase entre vapores etílicos el discurso de “viva Granadilla” que previamente se le había inculcado. En el peor de los casos, y si esto hubiera sido cierto, ya dijo Alceo en su día aquello de “Querido hijo: vino es verdad”; o el tan famoso aforismo latino que reza “In vino veritas…”

Otros, desde la poltrona del despacho universitario, apuntaron que las visitas del comisario y del ex presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, eran las galas de verano que preparaban los poderosos para legitimar sus atrocidades medioambientales. Como si el tan trasegado “panem et circenses” tuviese aún vigencia en pleno siglo XXI (tanto como el “pueblo unido jamás será vencido”), o al menos como pretenden hacernos ver.

Pero desde luego, quien más quiso meter el dedo en la llaga fue un ex redactor jefe de una agencia de noticias de Canarias que se marcó el “puntazo” de denunciar el caso de una condena previa en Francia por financiación ilegal del partido del señor Barrot. Cualquier caso de corrupción política es deleznable, reprochable, y su autor debe ser justamente penalizado. Pero este, simplemente era un caso archivado que contaba con una amnistía otorgada por el presidente Chirac, y su denuncia a destiempo y fuera de tono no tenía otro propósito y otro objeto que enturbiar el fin último de la visita, y de paso crear unas connotaciones negativas en la opinión pública.

Curiosamente, el eurodiputado verde David Hammerstein –sí, aquel que nos visitó hace un mes– que sirvió aquí de abanderado en Europa contra las causas de Arinaga y Granadilla ha anunciado hoy que se da de baja en Els Verds del País Valencià, partido que le designó para formar parte de la lista socialista al Parlamento Europeo en las últimas elecciones.

¿Y porqué un hombre que sabe que la causa ecológica no puede ser sólo de ocho a tres, sino que es una especie de monacato, haría una cosa así? Pues según la dirección de Els Verds, Hammerstein abandona la formación para “eludir” las consecuencias del expediente informativo que se le abrió tras su negativa reiterada a rendir cuentas de sus ingresos. Aunque ellos abundan en que la baja es “voluntaria”, su marcha permitirá al partido el cierre de su expediente “sin graves consecuencias políticas”.

Como es lógico, Els Verds del País Valencià instará a la confederación Los Verdes para que exija la renuncia a su acta de eurodiputado, pero como todavía no conozco a ninguno, en toda la geografía española, que haya sentado precedente renunciando a un sueldo y a unas dietas tan sustanciosas, me da la impresión que en la ciudad del Turia ya habrán empezado a agitar el pañuelo blanco para despedirse de su acta.

Ahora bien, ¿ todos los que se retrataron para los medios hace un mes con el eurodiputado verde Hammerstein, y los que se mecen al socaire de cabo “Peloteo” en esos círculos de influencia, tratarán y se harán eco del pequeño escándalo que este señor mantiene en Valencia? ¿Y lo harán con el mismo, no digamos inquina, rigor periodístico? Es harto dudoso que este fenómeno se llegue a dar en el Chicarro, pero en la Nivaria las habas también se cuecen a calderadas…

Y cambiando de punto en el orden del día, aunque sigan siendo los mismos sujetos activos o de quienes se rodean, los ecos de Guachinche han dejado reverberando la noticia de que tras el inevitable parón estival –concretamente el de agosto– los tres concejales del PNC en Santa Cruz van a ser cesado inminentemente. Parece ser que el consejo insular de esta formación no está muy contento con la actuación de sus ediles y sus tejemanejes en las nuevas Juntas de Distrito, y que ya no hay marcha atrás.

Se han mezclado las churras con las merinas y no todo el mundo en la formación que preside Juan Manuel García Ramos, a diferencia del embrión de partido que preside Cándido Quintana, está por la cultura de la fusión y el mestizaje político. Un partido casi centenario sabe que “no se comen truchas a bragas enjutas”, y cuesta mucho permanecer fiel y coherente a más de ochenta años de historia.

Así que todo apunta a que cada uno en su casa y Dios en la de todos. Una pequeña chinita en el camino para ese movimiento ciudadano que ha ido degenerando, progresiva e imparablemente, en no se sabe muy bien el qué, para el auténtico pelotazo de unos pocos. Aunque después de leer en la prensa que el concejal Guigou se presentará en 2007 encabezando la lista de la Asamblea y la Coordinadora, a uno cada vez le quedan menos dudas (y tendría que rascar mucho para desempolvar alguna) de lo que viene anunciando desde hace muchos meses: Habrá nuevo partido para las municipales.

Fernando Guanarteme

(de verano)





 

 

© Canarias Liberal - www.canariasliberal.org - info@canariasliberal.org

Sitio web desarrollado por www.canaryservices.com