Inicio | Artículos | Autores | Foro | Links | Conferencias

Temas

+ ECONOMÍA

+ EDUCACIÓN Y CULTURA

+ INFRAESTRUCTURAS Y TRANSPORTES

+ LIBERALES IMPRESCINDIBLES

+ LIBERALISMO

+ LIBROS RECOMENDADOS

+ MEDIO AMBIENTE Y ECOLOGÍA

+ MISCELÁNEA

+ POLITICA EXTERIOR

+ SANIDAD Y PENSIONES

+ TURISMO Y COMERCIO

+ URBANISMO Y VIVIENDA

Artículos

29/07/2005 - CanariasLiberal.org
Sobre galas, ligas vituperantes y pábulos

Fernando Guanarteme nos cede un nuevo artículo para su publicación


SOBRE GALAS, LIGAS VITUPERANTES Y PÁBULOS

En verano es imposible salvarse de las galas veraniegas. Todos los que sufrimos de los productos televisivos de José Luis Moreno lo sabemos. También están, entre una más que variada gama, las que magnifican las excelsitudes de complejos hoteleros dedicados al Spa en familia, o las del tipo “que bello es mi terruño, venga usted a conocerlo”. Y según el ínclito Aguilera Klink, prócer omnisapiente en todos los campos y materias según deja entrever, ahora también disfrutamos de la nueva modalidad: las “galas de verano de visitas de famosos”, orquestadas por el Gobierno de Canarias al objeto de “legitimar” ante la opinión pública lo que no es capaz de hacer con un trabajo serio y riguroso. En resumen, lo que el considera una maniobra para no perder el dinero de Bruselas.

Yo no sé si el comisario europeo de Transportes, Jaques Barrot, o el ex presidente de Estados Unidos se prestan en otras circunstancias a amenizar las noches estivales de sus amigos, o de quien quiera que se lo proponga –tal vez Clinton por su físico de chicarrón nórdico tenga más ofertas que el enjuto y ruin comisario francés, no lo sé-. Pero el primero vino cumpliendo con su trabajo; y el segundo como parte de la actividad que desarrolla para su fundación, financiado con fondos privados, por cierto.

En cualquier caso, el Gobierno de Canarias ha tenido al menos la deferencia de aburrirnos solamente en dos breves jornadas veraniegas, mientras que el grupo con el que simpatiza el catedrático filomarxista lleva haciéndolo de forma sistemática todo el año.

No deja de asombrar qué frágil puede llegar a ser la memoria de alguien que ostenta un cargo tan importante en la educación universitaria (que luego no protesten si se cuestiona el nivel pedagógico de la Universidad de La Laguna), y que ha sido incluso premiado. ¿Ya no se acuerda de la “divona” Hammerstein que llenó los escenarios del Chicharro durante un fin de semana entero, y que todavía nos “deleita” con alguna que otra pieza ligera desde su liceo de la capital belga?

Y, ¿Qué tiene que decir de ese dúo que fusiona la canción protesta y el más puro estilo cabaretista y travestido del Berlín de preguerra, compuesto por Llamazares y Willy Meyer? Menudo “otoñito” nos dieron. Cuanto les hubiese gustado correr por la Rambla del General Franco, con la caída de las hojas como atrezzo inmejorable, delante de una partida de “grises” y seguir dando de sí el estilo victimista con el que pretenden comerse el mercado…

También fue de lo más ameno y educativo ese “revival” de la nova trova catalana: “Carod Rovira y los Republicanettes” cantando a Granadilla. Agotadas todas las entradas en el Hemiciclo y entrada libre en la playa de El Médano… De la burguesía a la izquierda nacional, mejor que haber estado allí.

Luego, como no podía ser de otra forma, están los artistas patrios. Ahí quedarán las “performances” de las bolsas de basura, y ahora la de las bander-olas azules y los “pollos” de Guantánamo, enfundados en sus monos naranjas frente a Presidencia del Gobierno con pancartas en contra de algo. Ese algo abstracto que siempre está ahí para poder protestar, y que a fin de cuentas no es otra cosa que el mortero, la argamasa ideológica que une a esta nueva tribu urbana. Y ese fortunón mensual que se gastan en la Asamblea en equipos de apoyo, ¿Lo pagará “Gala” Hammerstein? ¿Tocará uno que todos sabemos el timple en la estación de Titsa para recaudar fondos? ¿Habrá una fila cero habilitada?

Pero entre acto y acto, los infatigables, como humanos que son, tienen que reponer fuerzas. Para eso, ¿Qué mejor sitio que cierto restaurante nada humilde, aunque con exquisita cocina por cierto, sito en la calle del Doctor Guigou (la sangre tira)? Allí, cultivando la ancestral a la par que española costumbre de la tertulia frente a una mesa cubierta de buenas viandas y caldos del país, se dieron cita, haciendo gala de liga vituperable, la testuz del aparato de comunicación del nuevo régimen, dos destacados concejales televisivos que se dedican a incluir “Asamblearios” –generalmente de la cúpula dirigente- bajo las siglas de su partido en los nuevos tagorores y los interfectos incluidos, entre otros.

Blanco y en botella, leche. No me canso de repetir que cuando tres vividores que no tienen escrúpulo alguno en pisar a quien haga falta o en cambiar de chaqueta política para seguir manteniéndose del cuento, dos “aguilillas” metidos en política y en la tele, y un señor que debió tener algún trauma infantil y tiene una notoria necesidad de protagonismo se juntan en el contexto político-social actual de Tenerife, aquesto da pábulo a pensar que habrá un nuevo partido político de cara a las elecciones de 2007.

Tiempo al tiempo, y lástima por los que pensaron que esto era un nuevo ideal de sociedad.

Y pábulo, que no es el adolescéntulo reconcomido por las hormónulas, es lo que se está dando a Europa desde esta isla para que no tenga que invertir los fondos pactados para el desarrollo de infraestructuras del que, a la vista está, tenemos una carencia irrefutable.

Pero bueno, si es cierto que cuando Jaques Barrot se embarcó en el ferry con destino a Las Palmas no había más que cuatro personas y una pancarta; y después en Presidencia no había más de treinta (números y porcentajes ajustados a la realidad social tinerfeña de detractores sistemáticos de nuevas infraestructuras), habremos dado una buena imagen en la capital de Europa.

Fernando Guanarteme
(de verano)


 

 

© Canarias Liberal - www.canariasliberal.org - info@canariasliberal.org

Sitio web desarrollado por www.canaryservices.com