Inicio | Artículos | Autores | Foro | Links | Conferencias

Temas

+ ECONOMÍA

+ EDUCACIÓN Y CULTURA

+ INFRAESTRUCTURAS Y TRANSPORTES

+ LIBERALES IMPRESCINDIBLES

+ LIBERALISMO

+ LIBROS RECOMENDADOS

+ MEDIO AMBIENTE Y ECOLOGÍA

+ MISCELÁNEA

+ POLITICA EXTERIOR

+ SANIDAD Y PENSIONES

+ TURISMO Y COMERCIO

+ URBANISMO Y VIVIENDA

Artículos

24/07/2005 - Víctor Gago
Renta de ciudadanía; Enhorabuena a los premiados

RENTA DE CIUDADANÍA; ENHORABUENA A LOS PREMIADOS

Víctor Gago

Los partidos políticos –todos, sin excepción– están de acuerdo en que el nuevo Estatuto autonómico invente el derecho a una Renta de Ciudadanía. En la competición a ver quién patea más lejos la Constitución, esta iniciativa del PSOE, rápidamente secundada por CC y PP, ha colocado al Estatuto canario como un serio aspirante al podio. Van a reformar el Artículo 5 para incluir la fábrica de chocolate de Tim Burton como un derecho político inalienable. Si estás empadronado en Canarias, enhorabuena: te ha tocado un sueldo Nescafé toda la vida. ¿Y qué tengo que hacer? Nada. Sobre todo, no te muevas. Los contribuyentes se encargarán del papeleo. Tú relájate y disfruta de la repostería del Gobierno.

No ha habido preguntas sobre la genial idea de añadir el plomo del salario universal al zeppelín en llamas del Bienestar. Si acaso: ¿por qué no se nos ocurrió antes? O ¿Cuándo vamos a dejarnos de ombliguismos y lo extendemos a todo hijo de vecino?, como se pregunta una comentarista que pasa por ser crítica y presenta sus artículos en la prensa local bajo el epígrafe: A riesgo de pensar. Va a ser cierto y habrá que colocar junto a la cabecera de los periódicos un cartel que nos avise antes de poner un pie o una neurona en las fincas del consenso socialista: “Cuidado, pensamientos sueltos”.

Más allá de estas amonestaciones cariñosas, el anuncio de una Renta de Ciudadanía no ha despertado de la siesta a una mosca. La Patronal no ha perdido de vista el Boletín Oficial de Canarias (BOC), del que la mayoría de sus dirigentes obtienen la únicas oportunidades que conocen, y del que extraen una permanente lección de prudencia en sus opiniones sobre el Gobierno. Los liberados sindicales, por su parte, no quitado ojo a Gran Turismo, el juego de moda en las videoconsolas de la clase obrera. Ni unos ni otros van a pagar la Renta de Ciudadanía, cuya factura no se han molestado en calcular los partidos políticos.

Los empresarios han acumulado más de 1,4 billones (con b de “bribones”) de pesetas gracias a la bonificación del Impuesto de Sociedades prevista en la Reserva para Inversiones (RIC), uno de los incentivos del Régimen Económico Fiscal (REF) de Canarias. Y los liberados sindicales sólo pueden celebrar que el Gobierno les alivie de la presión de los pobres; que lo son, entre otras cosas, por un sistema que concede a los sindicatos la prerrogativa de negociar en nombre de todos los empleados, estén o no afiliados. El sueldo Nescafé, alegremente instituido por los partidos socialistas de todas las siglas, lo pagarán los de siempre: los que generan oportunidades y los que las buscan. Ninguno de ellos se dedica a la política ni goza de privilegios fiscales o laborales. Pagan sus impuestos o les gustaría poder pagarlos; ahorran o les gustaría poder ahorrar; consumen o quisieran ser independientes para poder ir de compras. Como de costumbre, los políticos quitarán libertad a los primeros para negársela a los segundos.


Publicado originalmente en Libertad Digital. Con permiso de su autor.

 

 

© Canarias Liberal - www.canariasliberal.org - info@canariasliberal.org

Sitio web desarrollado por www.canaryservices.com