Inicio | Artículos | Autores | Foro | Links | Conferencias

Temas

+ ECONOMÍA

+ EDUCACIÓN Y CULTURA

+ INFRAESTRUCTURAS Y TRANSPORTES

+ LIBERALES IMPRESCINDIBLES

+ LIBERALISMO

+ LIBROS RECOMENDADOS

+ MEDIO AMBIENTE Y ECOLOGÍA

+ MISCELÁNEA

+ POLITICA EXTERIOR

+ SANIDAD Y PENSIONES

+ TURISMO Y COMERCIO

+ URBANISMO Y VIVIENDA

Artículos

24/04/2005 - Víctor Gago
La doble moral del diálogo

Artículo publicado el 24/04/2005 en su bitácora escalas atlánticas

La doble moral del diálogo
Una ilustración de la doble moral dominante sobre el valor del consenso. Varios empleados no sanitarios del Servicio Canario de Salud se han declarado en huelga de hambre acompañada de encierro en varios hospitales. Exigen un incremento de sus retribuciones. Hace tres meses, bomberos del Servicio de Emergencias de Gran Canaria siguieron la misma medida de fuerza durante quince días, en demanda de un aumento salarial de más del 50%. La respuesta de la Prensa y de la opinión política dominante ha sido diferente en uno y otro caso. Una experiencia práctica de manipulación del significado del diálogo al servicio de los intereses de poder de la izquierda.

Una clave desde la que entender este ejercicio de engaño masivo: la distinta posición política de los gobernantes interpelados por una y otra huelga de hambre.

La de los empleados del Servicio de Salud, actualmente en vigor, se dirige contra la consejera autonómica de Sanidad, de la izquierda nacionalista de Coalición Canaria.

La de los bomberos, hace tres meses, apuntó directamente al presidente del Cabildo de Gran Canaria, del PP.

Conviene tener en cuenta otra clave que vincula a ambos conflictos: su explotación interesada por la izquierda. En el caso de la huelga del Servicio Canario de Salud, es la izquierda la que manipula e intoxica contra la propia izquierda. Una vulgar vendetta entre facciones o familias del nacionalismo está detrás de la utilización de la salud de un grupo de empleados del servicio sanitario. Típico del cainismo sin escrúpulos de la izquierda, que sus vanidosos exponentes se despedacen entre ellos cuando hay cuotas de poder en juego.

Para una opinión aplastante en los medios, el escollo que enquistaba el conflicto de los bomberos era la falta de diálogo por parte del Gobierno del PP y de su presidente. Había una oferta sobre la mesa de un incremento salarial del 49% para un cuerpo de bomberos creado hace apenas un año, había una disposición verificable del Gobierno local para entablar una negociación, había reiterados llamamientos públicos de su presidente para sentarse y hablar sobre la base de una oferta concreta. De nada sirvió. El pensamiento único ya había dictado sentencia. El problema era el talante autoritario y la falta de diálogo del Gobierno del PP. La opinión periodística y la opinión de los partidos, sin excepción, se lanzó a repetir esta consigna.

El 31 de enero de 2005, la consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, María del Mar Julios, ahora interpelada por los huelguistas del Servicio Canario de Salud, opinaba lo siguiente sobre la huelga de los bomberos:

"La vicepresidenta del Gobierno canario, María del Mar Julios", informó entonces la agencia Efe y reprodujeron todos los medios, "hizo un llamamiento al consenso y al entendimiento para que se ponga fin al conflicto laboral que mantienen los bomberos del Consorcio de Emergencias de Gran Canaria, en huelga de hambre desde el pasado martes. Julios, apeló a la responsabilidad porque se trata de un servicio fundamental para los ciudadanos".

El portavoz del PSOE, José Miguel Pérez, invocaba, por aquellos días, el diálogo con similar solemnidad retórica.

Ni una sola referencia al hecho de que, desde el Gobierno de Gran Canaria, se había hecho una oferta de incremento salarial del 49% para un grupo de profesionales que aceptaron sus condiciones laborales y llevan menos de un año en el puesto. Nada sobre el hecho de que hubiese tenido lugar una decena de reuniones directas con el Presidente del Gobierno local y varios llamamientos públicos de este a entablar una negociación. Para que se conociesen estos hechos, que la Prensa se negaba a transmitir, el Gobierno tuvo que insertar varios anuncios en los periódicos locales.

La tramposa retórica del consenso se había convertido, así, en un filón político y económico. Desgastaba al PP y, encima, proporcionaba ingresos contantes y sonantes a los medios de comunicación.

El valor del diálogo ha cambiado radicalmente, con la huelga actualmente vigente de los empleados del Servicio Canario de Salud. Las ediciones de hoy incluyen entrevistas a toda página con la directora del Servicio Canario de Salud, en las que se responsabiliza a los huelguistas de una situación extrema y se exhibe, una y otra vez, una voluntad de diálogo que, en esta ocasión, nadie cuestiona al poder. Al ser un poder nacionalista y de izquierda, la disposición al diálogo, sencillamente, se da por sentada.

Durante la huelga de hambre de los bomberos, ningún portavoz del Gobierno local tuvo ocasión de exponer el punto de vista oficial sobre el conflicto en una entrevista a toda página, publicada simultáneamente en toda la prensa local, en el día de mayor difusión de periódicos.

Más diferencias entre las dos varas de medir que el pensamiento único aplica al fetiche del diálogo: durante el conflicto de los bomberos, el dramatismo de la huelga de hambre fue el tema principal de la portada de todos los diarios. Mientras el conflicto estuvo abierto, lo reavivavan cada día con imágenes que ilustraban el deterioro físico de los huelguistas.

Tres meses después, en plena huelga de hambre de empleados del Servicio Canario de Salud, los periódicos destacan, en sus portadas de hoy, la visita del coreógrafo de Beyoncé y una invasión de especies animales exóticas en la isla de El Hierro

 

 

© Canarias Liberal - www.canariasliberal.org - info@canariasliberal.org

Sitio web desarrollado por www.canaryservices.com