Inicio | Artículos | Autores | Foro | Links | Conferencias

Temas

+ ECONOMÍA

+ EDUCACIÓN Y CULTURA

+ INFRAESTRUCTURAS Y TRANSPORTES

+ LIBERALES IMPRESCINDIBLES

+ LIBERALISMO

+ LIBROS RECOMENDADOS

+ MEDIO AMBIENTE Y ECOLOGÍA

+ MISCELÁNEA

+ POLITICA EXTERIOR

+ SANIDAD Y PENSIONES

+ TURISMO Y COMERCIO

+ URBANISMO Y VIVIENDA

Artículos

22/04/2005 - Gonzalo Melián Marrero
Más de un año

Más de un año

Ya se ha cumplido el primer año del Partido Socialista Obrero Español en el Gobierno de la Nación. Imagino que, a pesar de ello, recordaremos aquellas promesas electorales de bajada del precio de la vivienda, vivienda para todos y la creación de un ministerio que, con carácter de urgencia, nos iba a dar a los jóvenes y no tan jóvenes una vivienda digna.

Pues bien, después del 14 de Marzo de 2004, día en que el señor Rodríguez Zapatero se encontró sentado en un sillón azul del Congreso de los Diputados por sorpresa, de aquellas proclamas (promesas suena a broma) electorales, la única que ha cumplido es la menos importante y necesaria, la de la creación de un ministerio de vivienda. Dicho órgano se creó no para solucionar nada, ya que las competencias en materia de suelo son autonómicas y las medidas económicas y fiscales que afectan a la vivienda dependen de Economía y Hacienda principalmente, sino para justificarse electoralmente, poder empezar a gobernar única y exclusivamente pensando en los votos y saldar promesas internas con la cuota femenina y extremeña. Curiosa decisión la de nombrar a la señora Maria Antonia Trujillo máximo responsable de dicho ministerio. Para solucionar –supuestamente- el problema de la vivienda en España se elige, precisamente, a un responsable (sí, también suena a broma) de la comunidad menos parecida en materia de vivienda al resto del país, y no sólo en vivienda, sino en toda su realidad social y económica. Pero es por todos bien sabido que en el actual gobierno no importan las personas idóneas para el cargo: lo principal es la paridad de género y la pluralidad autonómica, a cualquier precio. Eso sí, gracias a este nuevo ilustre presidente de España podemos ver posando a la mitad de su gobierno socialista con prendas de alto coste en revistas de reconocido prestigio.

Una vez nombrada Ministra la señora Trujillo hubo quienes pensaron “Ella no sabe, no es la persona más idónea para el cargo, pero seguro que nombrará a un equipo experto en la materia”. Qué ingenuos fueron, ya que nos trajo a sus “amigos” Enrique Álvarez González y Ángel Rafael Pacheco Rubio y los nombró Director General de Arquitectura y Política de Vivienda y Director de Gabinete respectivamente, cuyas experiencias se limitaban única y exclusivamente a la desarrollada en la administración autonómica extremeña. Hasta los pasillos de la Dirección General de Vivienda parecen preguntarse dónde estará el ex-Director General de Vivienda Fernando Nasarre, aquel que consiguió que el Plan Cascos 2002-05 se cumpliera por completo. Lástima que los pasillos no puedan votar.

Dicho gobierno, con la Ministra Trujillo a la cabeza, no quedó satisfecho con las promesas o tendríamos que decir falacias políticas de la campaña (la de la aprobación del plan de choque de vivienda en el primer Consejo de Ministros y la creación de 180.000 viviendas al año), por lo que, una vez en el poder, empezó a hacer nuevas promesas. Las 180.000 viviendas al año –que, por supuesto, después de un año ya sabemos que no se han realizado- pasaron a ser 180.000 actuaciones, más tarde pasarían a 90.000 unidades habitacionales, luego una ayuda de 240 € mensuales y por último la realización de pisitos de 25 m2. Pues bien, ya ha pasado un año y las preguntas que quiero formular al gobierno son bien claras: ¿Para cuándo dichas promesas?; ¿Saben cómo las van a realizar?; ¿Nos podría explicar la Ministra por qué las medidas aprobadas en su imaginario plan de choque son las correctas? No voy a seguir haciendo preguntas, ya conocemos la respuesta del Gobierno. Mejor dicho, su silencio. Pablo Matos, portavoz del Grupo Popular en la Comisión de Fomento y Vivienda del Congreso, lleva presentado un gran número de interesantes iniciativas y preguntas. Y estas han sido rechazadas o no contestadas.

No puedo terminar sin antes comentar uno de los que mayores errores producidos por este gobierno en esta materia (por el momento). Fue el lamentable suceso del 13 de Octubre de 2004, día en que la Ministra anunció la suspensión de la estadística de precios de la vivienda que el gobierno elabora trimestralmente. ¿Es que ninguno de sus “expertos” colaboradores le dijo a esta señora que esta información se viene dando desde tiempo inmemorial? En fin, gracias a las quejas de todos, en especial de algunos expertos cercanos al PSOE (que no de la Señora Trujillo ni su ministerio), no le quedó más remedio que retractarse y seguir publicándolas para que todos podamos ver cómo sigue subiendo el precio de la vivienda.

España necesita algún político capaz de decir alto y claro que los precios de la vivienda no van a bajar y que se debe trabajar en políticas que den la posibilidad de uso y disfrute de una vivienda digna, como dicta nuestra Constitución, a las personas con menos recursos. Pero, desgraciadamente, el día después de ayer muchos siguen considerando que decir la verdad y poner medios para solucionar los problemas no serían medidas “sociales” y sí lo son cualquiera de las mentiras envueltas en talante que nos cuentan. Lo hicieron en campaña, y ahora lo hacen desde el Gobierno.

Gonzalo Melián


 

 

© Canarias Liberal - www.canariasliberal.org - info@canariasliberal.org

Sitio web desarrollado por www.canaryservices.com